A MODO DE PRESENTACIÓN

Hace ya varios años publiqué en la editorial de Danilo Sánchez Lihón, “Instituto del Libro y la Lectura-INLIL”, una antología de poemas para niños. No sé si volveré a publicarla, aunque me gustaría, porque podría ser notablemente más amplia, pues el tiempo ha permitido que la cosecha sea mayor. Ante la duda, aprovecho una herramienta de la Internet, aquella que llamamos un blog, como un medio de tender un puente hacia los maestros. Retomo, pues, el trabajo, con la idea de compartir textos plenos de poesía, de autores hispanoamericanos, combinando su publicación, de cuando en cuando, con ideas para su empleo en el aula. Aunque he dedicado mucho de mi trabajo a la didáctica de textos funcionales, siento que tengo una deuda con la pedagogía de los textos literarios y quiero saldarla con este blog. Como inicio del mismo, reproduzco, sin cambiarle ni una coma, lo que dije como presentación de la antología mencionada. Hoy, diría lo mismo que hace una década. Este fue el texto:

“Siempre hemos pensado que debiera darse a los niños lo mejor de todo. Por eso, ahora ponemos en sus manos un conjunto de poemas escogidos. Nos parece que son hermosos; que pueden proporcionar gozo a quien los lee, y que nos ayudan a ver lo bueno que hay en el mundo que nos rodea. Por eso hemos elegido poemas que nos hablan de la gente, de animales, de paisajes que tenemos cerca: de los sueños y alegrías que nos son comunes.

Salvo las portadillas de cada sección, no hay ilustraciones en este libro. Hemos querido que sea un libro para leer, para reflexionar. Y mucho nos gustaría que cada niño lo disfrute y lo ame por su carga de poesía, no por los colores y otros adornos que pudiera tener. La poesía está en las palabras, en su sentido, en su melodía; allí es donde hay que buscarla, acallando todo y poniendo lo mejor de nosotros en el empeño.

Hemos puesto el título Voces para el alba por varias razones. En primer lugar, porque allí están reunidas las voces de nuestros mejores poetas. No están todas, es cierto. Felizmente hay mucho más, que se encuentra en otros libros. Nos llenaría de alegría que este libro despertara el interés por seguir leyendo, que este libro fuera simplemente una puerta. En segundo lugar, lo hemos llamado así pensando en la niñez como el alba de cada vida, como el comienzo de una existencia que puede llegar a tener la plenitud del día. Después de todo, es nuestra obligación trabajar porque la vida culmine. Este poemario es una breve contribución para ello”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: